sábado, 9 de julio de 2011

Mis amigos. Los Javieres.

El último jueves, la pinchanguita semanal fue especial. Después de meses regresaba a las canchas mi pata Javier, y después de semanas mi otro pata Javier. Y hace dos fechas que no va mi pata Javier, que normalmente es un fijo.

El primero es más conocido como "Lion". Me imagino por su apellido, aunque también por los ojos claros. La verdad es que yo ya lo conocí con ese sobrenombre, o chapa, o apodo. Somos patas desde 6to grado, cuando junto a mi compadre Kike, o "La Iguana", los rescate de la babosada. Ellos me entienden.
Cómo olvidar cuando con Lion fuimos al cine Ambassador, al costado del famoso restaurante Blue Moon, a ver una película de terror llamada "Superstición". ¡Nos cagabamos de miedo! La película era recontra brava, creo que no la volvería a ver. No recuerdo muy bien -él dirá que yo fui el de la idea- pero no logramos terminar la película. Uno de los dos fue al baño, y el otro rosquete, que se moría de mierdo, fue también. Ahí, acordamos en no terminar la pela y salimos del cine.
También recuerdo que en 2do. de media regresó con tremendo vozarrón, lo cual se hizo evidente en el célebre concurso de inglés donde teníamos que hacer grupos y cantar en inglés, pero con una letra propia (ver post acerca de ese concurso). Para empeorar la cosa, en su grupo estaba también una compañera con una voz sumamente suave. Ella era muy suavecita también. Asi es que cada vez que comenzaba ella a cantar, era como escuchar a un coro celestial, pero de ahi la fregaba todo Lion con su tremendo vozarrón y sus gallazos.
Una vez fui a buscarlo en la noche y le dije que íbamos a ir a un quinceañero. Que se pusiera su terno y que nos encontrabamos en la esquina del Interbank (¿o era el Crédito?). La verdad era que no habíamos sido invitados y solo era una joda de Tinelli en la cual también participaron dos amigos más. Cuando se dio cuenta, se molestó terriblemente y se quitó. Horas después apareció en mi casa y nos quedamos conversando. Los otros dos, al final, llegaron a ir a ese quinceañero y creo que se vacilaron un montón.

El otro Javier, que ha reaparecido después de semanas, es mi pata "Choclito". Bueno, eso creo, porque a quien hemos visto es alguien igualito a él, pero con 22 kilos menos. Es realmente inspirante todo el esfuerzo que él ha hecho para bajar de peso y muchos deberíamos seguir el ejemplo, al menos yo lo estoy intentando.

Pero hubo un tiempo en que Choclito tenía un cuerpo digno de Charles Atlas. Era un "Sport Billy" porque practicaba todo deporte. En las clases de Educación Física teníamos un profesor alto y delgado. En taburete por ejemplo, decía: "ustedes vienen corriendo, paran acá, saltan y giran en el taburete, y caen acá". Entonces nosotros le decíamos: "A ver pe profe, una demostración". El profe nunca hacía una demo (solo en Basket) pero de inmediato llamaba: "Orrego, a ver haga una demostración". Y venia Choclito, y lo hacia muy bien. Eso creo.

El sobrenombre sí es de mi autoría (junto con mi compadre) y merece un post aparte. Javier no sólo destacaba en los deportes, sino también en lo académico. Fue presidente del Comité Social con una compañero que no quiere ser mencionada. Mejor. Aunque por último ni me lee, asi que ni la nombraré. El otro Javier, el primero, osea Lion, fue presidente del Comité Electoral, del que creo que fui delegado (o fue el Micky, tamare, estoy comenzando a olvidar los detalles).

El último Javier, el fijo es más conocido como "Jota". Mi hermano lo rebautizo como "J Z Loca". Dijo que para que quedarnos con una letra, mejor ponerle otra, una zeta y terminaba con Loca, ya que él siempre nos decia "Hola Loca". Asi como mi pata Pez, a quien también lo conocemos como "Chito" porque siempre nos decia "Hola Chito". El apodo Jota también lo encontré asi en 6to grado, que es cuando ingresé al colegio procedente de otro cole, que siempre trato de borrar de mi mente. Hasta su mamí le dije "Jota", creo que por su nombre es Javier Jesús.
J es célebre porque desde muy chibolos, 1ro de media talvez, ya manejaba un negocio. El negocio de las luces. Me acuerdo haber ido con Chito a poner luces a un tono, y J estaba en otro, y por ahi había un tercero. El me grabó el primer cassete con musica variada, donde recuerdo claramente un par temas de dos de mis grupos favoritos: INXS y Depeche Mode.
También porque fue el tecladista del grupo que en 3ro de media ganó el concurso de inglés (no en la final de secundaria, pero sí en su salón y en toda la promoción). Su parte era tocar 4 teclas. "Tu- ru- tu- tu.". Yo ya tenía el tecladito que me dieron por usas esos fierros de los cuales hablé en el post anterior, y me tocaba entrenarlo. Si demoró o no en aprender tan complicada melodía, mejor lo dejo para otro post.
J también será recordado toda la vida, por ceder una falta fuera de su area (cuando tapó para nuestro año en las mini-olimpiadas del 90) y entregar inocentemente la pelota al delantero contrario. Éste la agarra, y lo fusila. GOL (ver video en Youtube).
Las amanecidas en su depa también son célebres cuando cursabamos el I ciclo de Ingeniería Electrónica con Chito también. Ellos terminaron, yo no.

Ahi tienen a tres de mis amigos. Amigos del cole. Amigos del barrio. Amigos del alma. Sé que ante cualquier problema, llamo a cualquier Javier (J,Cholito o Lion) y estarán conmigo. Y tengo muchos más. Porque se puede tener todo lo material, todo el dinero del mundo, pero si no tienes familia y amigos, no te sirve de nada. Y doy gracias a Dios por haberme rodeado de tan buenos amigos.