martes, 4 de enero de 2011

Para mi pata Huaco Gordo. LA primera de espero muchas.

Me es muy difícil llorar. Muchas veces quiero hacerlo pero no me sale. Me acuerdo la primera vez, o la primera vez que me acuerdo porque debo haber llorado harto de niño, fue cuando le contesté a mi abuelita. No me acuerdo que le dije, pero debe ser algo fuerte que después lloré y le pedí perdón. La segunda vez, mi hermano se iba a España por segunda vez. Mi papá y yo lo llevamos. Nos despedimos y regresamos al carro, pero antes de entrar le dije a mi papá que había olvidado pagar el ticket, entonces vi a mi hermano afuera, fumando un cigarrito antes de entrar. Lo miré y lo abracé, y me puse a llorar. Le dije que no quería que sufriera porque él ya había sufrido mucho. Él pensó que era una de mis bromas, pero se dio cuenta que estaba muy triste porque se iba. La última vez ha sido viendo las fotos de mi amigo Marcel.
Él muríó a fines de noviembre del año pasado y la noticia me la dieron por nextel, cuando cruzaba la Javier Prado con San Luis. Había ido a recoger los pasaportes visados de mi esposa e hijos, para justamente ir a Miami y a Disney con mi amigo Marcel. Él se había ganado unos días en un hotel lujoso en Orlando y nos ofrecia ampliar esa oferta por talvez, una habitación más grande para entrar todos. También nos ofrecia su carro.

Había estado con él a fines de agosto del año pasado. Estuvimos juntos todo un día. Me recogió de la casa de otra amiga muy querida que siempre me atiende como rey. Fuimos de shopping y de ahi a almorzar. Ahi le comenté que, tengo amigos y familiares en USA viviendo tranquilos. Rompiéndose el lomo, ajustados, trantando de salir adelante. Pero le dije, que en la mayoría de los casos eso no significaba vivir feliz. Aunque claro, muchas veces, la tranquilidad es una forma de felicidad. La pregunta fue directa: "Huaco, eres feliz acá?". Me contestó que sí. Que se sentía cómodo,realizado, feliz. Con su orden (el lugar donde vivía tenia cada cosa en su lugar, muy ordenado y limpio, con unos cuadritos hechos a mano por su hermana y que se los habían enviado de Perú), y su rutina de trabajo, y baile.

Estas líneas intercambiamos al respecto en facebook:

German Tejada August 31, 2010 at 11:00am 
oye huaco la pasamos de la putisima madre, que cague de risa. estas igualito y FELIZ. asi que regreso contento carajo y en febrero me tienes de nuevo por aca. un abrzote amigo   

Paul Marcel Larriviere Lúcar August 31, 2010 at 12:28pm 
De nada mi amigo. Tu sabes que es un gusto para mi poder compartir con la gente que quiero y tu sabes que uds. son mi amigos de verdad. Nos vemos pronto y espero que traigas a la China!!! Marcel.

LE prometí que a mi regreso, en Febrero, de hecho le acompañaría a bailar, que quería conocer sus lugares de rumba. Eso ya no se podrá hacer. al menos no en este mundo. Y a pesar que cada que entro al facebook no puedo evitar ir  a ver mis fotos con él o sus fotos y sentir mucha pena y llorar solito, después me viene una calma, una paz. Él vivía un dia a la vez, reía todo el día, sobretodo cuando lo llamaba para ponerle su canción favorita. Jajajaja. Creo que por haberlo visto tan poco antes de su partida y haber compartido con él tanto en tan poco tiempo, ha hecho que su muerte me haya chocado tanto y me ha haya puesto a llorar después de tanto tiempo.

El simplemente se nos ha adelantado y como decia, ahora me siento muy tranquilo. Uno no debe evitar recordar a quien amó en vida para evitar sufrir, si no, todo lo contrario. Al menos a mi me sirve mucho, ver sus fotos, leer sus correos. Me da mucha pena, pero después me reconforta pensar que vivio cada día FELIZ.

Una de sus anédotas: El siempre fui, digamos, en cole, medio taba. Me refiero para matemáticas (y pensar que después se sabia las tarifas, los vuelos y los modelos de cada avión, de cada aerolinea del aeropuerto, como para decir que el cole no sirve para nada, pero al menos nos sirivo para darnos a un amigo como él). Bueno, el hecho es que dice que cada vez que iba a ir su mamá a recoger la libreta, ella les decia "Fórrense ahora, fórrense!" porque si encontraba jalados seguro les caía su golpe y debían forrarse (de hecho alguna vez yo me puse doble pantalón). entonces el le decia timidamente -no desafiante porque él jamás hubiera sido asi con su mamá- "Mamita, con que nos forramos, con VINIFAN!????".

Le jodía terriblemente que le pidan el cigarro que él estaba fumando ( o sea, que le gorreen). pero yo le decia, No jodas pues huaco, no quiero uno entero. Pasabamos horas conversando en mi jato, muchas veces con Kike y Micky. el con su café. Que buena era su imitación del baile del Micky o de una chica pituca.

Normalmente edito estos blogs que escribo, pero ahora no tengo ni la más mínima intención de revisar ortografía, semantica, o lo que sea.

Mi querido Huaco, siempre vas a ser uno de mis amigos más amados. Estoy seguro que estas con Dios a quien tanto tú has tenido siempre presente y tiene ahora ÉL, el privilegio de tenerte a su lado.

Manitas.