viernes, 16 de abril de 2010

El Equipo y la Parrillada Romática



ROMATICO: adjetivo. también sustantivo.




1.- Del romanticismo o relativo a este movimiento cultural: "en la obra de este escritor pueden observarse influencias románticas." 2.- [Persona] que defiende o sigue este movimiento cultural: "compositor romántico." 3.- Apropiado para el amor o que lo produce: "lugar romántico". 4.- Sentimental, generoso y soñador. : "ese chico es un romántico".



Mi compadre Kike es un persona que siempre tiene la palabra precisa. En una ocasión, definió a nuestro viejo equipo de fulbito como "el equipo romántico". utilizando esta palabra en su cuarta acepción como vemos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y que yo cito al comenzar este post.



El equipo estaba, está y estará conformado por siempre por: Kike, Lion, Micky, el gran Toño y quien escribe. Lo tenemos desde el año 1986 más o menos, es decir tiene unos 24 años. Toda una vida. Sin embargo, debo agregar que nuestro querido amigo Rubén también se podría considerar como un miembro del Equipo Romántico aunque no era tan regular como los otros seis.


El año pasado, en ocasión de uno de nuestros partidos semanales, a Kike creo, no se le ocurrió mejor idea que alinear a los seis románticos ya que era después de muchísimo tiempo (debido a lo ajustada que tiene su agenda el Micky) que estabamos todos presentes. El otro equipo no recuerdo con exactitud, pero de hecho estaría Edu Field, quien a pesar de ser nuestro amigo también desde esas épocas memorables, el siempre estuvo tan cerca del resto de patas de la promo como de nuestro grupo romántico. Es decir, era un nexo entre ambos grupos, talvez por sus dotes diplomáticas, por su tamaño (siempre fue alto y no una piltrafa como todos los románticos a excepción de Toñito que siempre fue fornido), por su arrolladora personalidad (hablaba por igual con chicos y chicas, cosa que los románticos recién hicimos en los últimos años de la secundaria). Es decir, los románticos estabamos de ida (viendo Robotech) y Edu ya estaba de regreso. Pero no tanto tampoco con el Flaco Heraldo, un "adelantado", pero de quien me ocuparé en otro post, cuando retome contacto con él y obtenga su autorización.


Regresando al partido del año pasado (es que una cosa me recuerda otra y asi me voy por las ramas, pero que chu! total, no soy ni quiero ser escritor), en aquella ocasión con mucha nostalgía, con mucho sentimiento y siempre soñando ser mejores jugadores de lo que somos (y que Toñito sí lo ha sido, lo es, y lo será) jugamos como nunca y perdimos como siempre. Nos llenaron la canasta.


Ya este año, volvimos a armar el Equipo Romántico. En esta ocasión no contamos con Miguelito (por lo apretado de su agenda, ya lo saben) asi que se invitó a Alex "Greco" Horna. Ojo: Greco no es un romántico. Y que quede claro que nadie más lo es. Nunca habrá un romántico más, asi como no hubo un Beatle más. Pueden, y de hecho hay y habrán, muchos invitados. Igual, nos llenaron la canasta de goles, y por eso mi compadre, dijo: "Debut y despedida de Greco" y "El Equipo Romántico ha muerto. Viva el Equipo Romántico".


Lo que sí no tuvo un "debut y despedida" es decir una primera y única vez es la Parillada Romántica. Esta se llevó a caba en San Borja y se cambió un par de veces de fecha ya que tenían que estar todos los integrantes. Organizada por mi cumpa y quien escribe, nos aseguramos de contar con todos, hicimos una chanchita y realizamos una parilladita muy sencilla, muy humilde, sin carne argentina ni champignones ni malvadiscos (esta palabra suena muy huevona, no creen?). Pero lo que le puede haber faltado en calidad, le sobro en amistad, en cariño, en nostalgia.


Tuvimos un invitado, como pensamos siempre tener uno. La elección fue difícil pero optamos por Marcel Navarro, "Osito Gol" si queremos ubicarlo dentro de nuesta época pelotera. Y es que aunque lo perdimos durante años, la amistad nunca se perdió. Además, en las pocas veces que nos acompañó en los 80s en el Parque Castilla tocando la pelota, siempre hizo alarde de una técnica depurada y un toque exquisito del balón. Además de un buzito oscuro, plomo rata si no me equivoco, de una suerte de pana o esa tela que salió una época a la que llamaron "piel de durazno", lo que le dio el apelativo de "Osito Gol". Corrígeme por favor Marcial si me equivoco. La memoría es frágil, tu lo sabes.


Bueno, aún no sabemos cuándo será la próxima Parillada Romántica, pero estoy absolutamente seguro que siempre desboradará de amistad, de alegria, de nostalgia. Contaremos las mismas anécdotas de siempre y los mismos chistes. Y veremos quién será nuestro próximo invitado. Espero que seas tú.




Despues continuo....tengo que recoger a mi hijo de la jato de su amiguito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario