viernes, 15 de octubre de 2010

jueves, 7 de octubre de 2010

Premio Nobel MVLL

Escuché en la radio al venir a mi trabajo que Mario Vargas Llosa ha ganado -por fín- el premio Nobel. Llegando al trabajo, estaba escrito en la pizarra de la sala de profesores. Caras alegres, orgullosas de que un peruano por fin ha sido premiado como se lo merece. Y eso es innegable.

Recuerdan el partido Peru - Paraguay del año 2000. Gol de Sonalo de penal. Corre, se levanta la camiseta y se lee Gillete. Tiro libre, pase al Chorri, cinturaza! y pum, Golazo Carajo!. Corre, se levanta la camiseta y se lee "TE AMO PERÚ".

MVLL quién sería. Solano o Palacios. Es mi opinión personal que la emoción nuestra (no mía, debo reconocer) como peruanos es la de Palacios, y la de él, como peruano (no como escritor que debe ser igual de emocionante que ver nacer un hijo) la de Solano.

No se si me explico bien, pero no veo en MVLL un Chorri o un Gastón. No me identifico con él. Será porque sólo he leído una de sus obras. Un amigo, muy amigo en realidad me dice: "si lo leyeras entenderías lo magistral de su obra". estoy al 1000% de acuerdo, pero NO lo siento como una Sofia Mulanovich, o una Kina.

Les dejo el link de los goles del partido: http://elcomercio.pe/noticia/615082/hay-algo-mas-patriotero-que-polo-te-amo-peru-chorri

miércoles, 6 de octubre de 2010

El Exito

Acabo de ver una buena pelicula: Pirates of Silicon Valley y es la historia de Bill Gates de Microsoft y Steve Jobs de Apple, entre otros personajes pioneros de la revolución de las copmputadoras.
Increible ver como con menos de 30 años ya tenían tremendas empresas y por lo tanto, fortunas. Lo que me llevó a pensar: ¿Qué tuvieron estas personas de especial para lograrlo?.

¿El exito en ellos es el haber cambiado el mundo o tener grandes fortunas?. El verdadero pionero de todo esto dejo todo, y volvio a ejercer como doctor. Nadie se acuerda de su legado. Tanto Jobs como Bill Gates copiaron ideas de Xerox por que los ejecutivos de dicha empresa pensaron: Qué cuernos hago con un aparato que se llama "ratón". Nadie le da importancia a esto sino al hecho de que son millonarios.

¿El exito es amasar grandes fortunas de dinero?. Alguien me dijo "el dinero no te da la felicidad pero si una sensación bastante parecida". Yo creo que si eres feliz, tienes cuando menos un perro que te ladre, entonces el dinero te puede dar comodidades para hacerte sentir más feliz. Asumiendo claro que se goza de buena salud, que es a la larga la más preciada de las riquezas. Sin embargo, si no tiene nada ni nadie, de nada te sirven los millones de millones que puedas tenir.

Asumiendo que sí, que el exito es el dinero. Entonces, ¿Dónde esta el billete?. Creo que la clave es sí, algo de suerte, estar en el momento indicado en el lugar indicado. Pero no basta con eso, hay que trabajar duro, y ser un visionario como lo fue, y es, Steve Jobs, y ser un marketero como lo es Bill Gates.

Conozco una pareja ya de edad pero aún muy fuertes. Se dedicán a labores domésticas. Ella cocina, él lava. Ella plancha, él limpia. Se adoran. Conversan mientras hacen sus labores. Conversan mientras almuerzan, mientras cenan, mientras toman su combi y mientras caminan por el arenal que les lleva a su casa muy tarde, en la noche. No tiene fortuna, pero... ¿Serán exitosos?. ¿Tú eres exitoso?.

Nos vemos.

lunes, 19 de abril de 2010

Los Cortes de Cabello


Recuerdo que el primero con llegar con un peinado wave (tipo hongo) fue Rubén. En tercero de media. Al salir de colegio la gran mayoría de nosotros recurría al mismo peluquero en la calle Tupac Amaru, frente al mercado: Lee (léase Li). Nunca supe su nombre real, mucho menos su apellido; y es que ese era su nombre artistíco, como tantos otros que había por la zona y que optaban por un prudente pseudónimo.


Él era (y digo era porque tuvo un fin trágico que ya lo leerán más adelante) un peluquero gay. No era operado ni optó por un nombre netamente femenino (como otro peluquero de otros dos amigos -cuyos nombres no revelaré- de nombre Melissa) pero si se mandaba unas uñazas que serían la envidia de un águila americano, o mejor aún para seguir con la honda de Hecho en Perú, un cóndor. No recuerdo bien, pero creo que también tenía algo desarrollado el pecho, aunque no creo que con silicona. Bueno.


Llegué a él por intermedio del chino Lucho. Era un persona muy amable y no muy conversadora (me refiero a Lee no al chino Lucho, que también lo era. No gay, sino que era también amable aunque muchísimo más conversador). Jamás intentó algún tipo de contacto que no sea referido al acto del corte de pelo, aunque por ahí hubieron alguna vez ciertos comentarios de mis amigos -clientes suyos también- que aseguraban haber sentido cierta protuberancia a la altura de los hombros.


Primero llegamos ..... y yo. Luego ..... Luego ...... y ....... Como verán, no voy a dar nombres, aunque no tendría nada de malo porque eramos simples clientes de un peluquero, que además cortaba muy bien el cabello. El costo: 5 soles. Los soles de ahora. O sea que tampoco era tan barato ya que en el centro de Lima, los practicantes creo que cobran 3 soles o menos por corte.


Recuerdo que dentro de su salón de belleza (para las mujeres) o peluquería (para los hombres) había una cortina que dividía en dos el salón. La zona de corte acomodaba unas tres sillas con sus respectivos espejos, y no tengo ni idea de que tan grande sería la otra zona, pero sí se que había una cama por que en ocasiones tocabamos la puerta (la mitad era de vidrio) y él salía con cara de sueño a atendernos.


Otros dos amigos iban a Melissa. Sólo sé que era ya tío. Su característico timbre de voz (agudo y recontra exagerado) se hizo célebre. Dice uno de sus clientes regulares que cada vez que iban, y se anunciaban: "¿Melissa?.....". Él contestaba: "¿Sííííííí'?". "¿Puedes cortarme el pelo?" preguntaban. Y la Meli contestaba: "Sí. Pasa para mojarte." Tendrían que oirlo, era muy gracioso. Al decir pasa para mojarte, se refería al lavado previo de cabeza que siempren hacen en los salones de belleza y que generalmente esta a cargo de algún aprendiz a peluquero. Mariconcitos que o fueron el ex-lava carro o el ex-viandero. Pero generalmente, varoncitos convertidos.


No recuerdo en qué momento, un amigo que vivía -y vive- cerca a lo que fue el salón de belleza, aprendió el oficio de peluquero. Sólo sé que alguien dejo una maquina de cortar cabello en su sala, él la agarró y procedió a practicar con un pata que se manejaba una pelucaza. Sin darnos cuenta, casi todos habíamos dejado a Lee y nos fuimos donde este pata nuestro, quien hasta se hizo de una de esas telitas tipo mandil que te ponen para cortarte el pelo.


El problema con nuestro amigo, un super macho a diferencia de Lee y Melissa, era que era TOSCO. Sí. Tosco. Seguramente para no tildarlo de gay-peluquero nos jaloneaba el pelo al cortarnos. A pesar que yo le decía "Caramba ...... No tienes que ser tosco" el seguía siendo, digamos, no muy sutil. Además, se avivó y nos quizo cobrar por corte. Ahí terminó su carrera de peluquero y muchos regresamos a Lee.


Lamentablemente Lee fue hallado muerto en su salón de belleza y según me contaron no le robaron nada, lo que hace pensar un ajuste de cuentas. Él ayudaba a su mamá, era una excelente persona con quien podías contarle de problemas en casa, con tu enamorada, o simplemente hablar de lo que había ocurrido en el día a día. No mereció morir así.


viernes, 16 de abril de 2010

El Equipo y la Parrillada Romática



ROMATICO: adjetivo. también sustantivo.




1.- Del romanticismo o relativo a este movimiento cultural: "en la obra de este escritor pueden observarse influencias románticas." 2.- [Persona] que defiende o sigue este movimiento cultural: "compositor romántico." 3.- Apropiado para el amor o que lo produce: "lugar romántico". 4.- Sentimental, generoso y soñador. : "ese chico es un romántico".



Mi compadre Kike es un persona que siempre tiene la palabra precisa. En una ocasión, definió a nuestro viejo equipo de fulbito como "el equipo romántico". utilizando esta palabra en su cuarta acepción como vemos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y que yo cito al comenzar este post.



El equipo estaba, está y estará conformado por siempre por: Kike, Lion, Micky, el gran Toño y quien escribe. Lo tenemos desde el año 1986 más o menos, es decir tiene unos 24 años. Toda una vida. Sin embargo, debo agregar que nuestro querido amigo Rubén también se podría considerar como un miembro del Equipo Romántico aunque no era tan regular como los otros seis.


El año pasado, en ocasión de uno de nuestros partidos semanales, a Kike creo, no se le ocurrió mejor idea que alinear a los seis románticos ya que era después de muchísimo tiempo (debido a lo ajustada que tiene su agenda el Micky) que estabamos todos presentes. El otro equipo no recuerdo con exactitud, pero de hecho estaría Edu Field, quien a pesar de ser nuestro amigo también desde esas épocas memorables, el siempre estuvo tan cerca del resto de patas de la promo como de nuestro grupo romántico. Es decir, era un nexo entre ambos grupos, talvez por sus dotes diplomáticas, por su tamaño (siempre fue alto y no una piltrafa como todos los románticos a excepción de Toñito que siempre fue fornido), por su arrolladora personalidad (hablaba por igual con chicos y chicas, cosa que los románticos recién hicimos en los últimos años de la secundaria). Es decir, los románticos estabamos de ida (viendo Robotech) y Edu ya estaba de regreso. Pero no tanto tampoco con el Flaco Heraldo, un "adelantado", pero de quien me ocuparé en otro post, cuando retome contacto con él y obtenga su autorización.


Regresando al partido del año pasado (es que una cosa me recuerda otra y asi me voy por las ramas, pero que chu! total, no soy ni quiero ser escritor), en aquella ocasión con mucha nostalgía, con mucho sentimiento y siempre soñando ser mejores jugadores de lo que somos (y que Toñito sí lo ha sido, lo es, y lo será) jugamos como nunca y perdimos como siempre. Nos llenaron la canasta.


Ya este año, volvimos a armar el Equipo Romántico. En esta ocasión no contamos con Miguelito (por lo apretado de su agenda, ya lo saben) asi que se invitó a Alex "Greco" Horna. Ojo: Greco no es un romántico. Y que quede claro que nadie más lo es. Nunca habrá un romántico más, asi como no hubo un Beatle más. Pueden, y de hecho hay y habrán, muchos invitados. Igual, nos llenaron la canasta de goles, y por eso mi compadre, dijo: "Debut y despedida de Greco" y "El Equipo Romántico ha muerto. Viva el Equipo Romántico".


Lo que sí no tuvo un "debut y despedida" es decir una primera y única vez es la Parillada Romántica. Esta se llevó a caba en San Borja y se cambió un par de veces de fecha ya que tenían que estar todos los integrantes. Organizada por mi cumpa y quien escribe, nos aseguramos de contar con todos, hicimos una chanchita y realizamos una parilladita muy sencilla, muy humilde, sin carne argentina ni champignones ni malvadiscos (esta palabra suena muy huevona, no creen?). Pero lo que le puede haber faltado en calidad, le sobro en amistad, en cariño, en nostalgia.


Tuvimos un invitado, como pensamos siempre tener uno. La elección fue difícil pero optamos por Marcel Navarro, "Osito Gol" si queremos ubicarlo dentro de nuesta época pelotera. Y es que aunque lo perdimos durante años, la amistad nunca se perdió. Además, en las pocas veces que nos acompañó en los 80s en el Parque Castilla tocando la pelota, siempre hizo alarde de una técnica depurada y un toque exquisito del balón. Además de un buzito oscuro, plomo rata si no me equivoco, de una suerte de pana o esa tela que salió una época a la que llamaron "piel de durazno", lo que le dio el apelativo de "Osito Gol". Corrígeme por favor Marcial si me equivoco. La memoría es frágil, tu lo sabes.


Bueno, aún no sabemos cuándo será la próxima Parillada Romántica, pero estoy absolutamente seguro que siempre desboradará de amistad, de alegria, de nostalgia. Contaremos las mismas anécdotas de siempre y los mismos chistes. Y veremos quién será nuestro próximo invitado. Espero que seas tú.




Despues continuo....tengo que recoger a mi hijo de la jato de su amiguito.

Always On My Mind

Hace una semana fui a Polvos Azules a ver si había algo nuevo en Bluray y de pasada -como siempre- si había llegado algo de música en DVD, sobretodo algunos de los conciertos a los que fui en los últimos dos años. Nada de Duran Duran, ni REM, ni Travis, ni Oasis, ni tampoco Depeche Mode (algunos rumores dicen que para setiembre sale el DVD del último concierto).

Justo antes de regresar, fui a un patín que esta en el zótano y que tiene mucha música alternativa. Le pregunté por el último concierto de Pet Shop Boys, y me dijo que sí lo tenía. "Pero no sólo 9 canciones grabadas de MTV" le dije yo dándomelas de bueno, "Por que en versión completa aún sale el próximo mes". "Ya tengo la versión europea" me dijo. Me cagó. Pero fui felizmente cagado.

Ese concierto para mí tiene un significado muy especial, por varios motivos. Primero: PSB es un grupo que siempre me ha gustado, de mis favoritos, ahora tanto como Depeche Mode para que -quienes me conocen de más o menos a bien- se den cuenta de que tan importante es para mí este grupo. Verlos una semana después de haber visto a Depeche Mode era un sueño.

Segundo: estaba en la tercera fila con mi esposa y mi hijo mayor Germán. No había estado junto a ellos con Depeche Mode porque no había sillas en la parte más cercana y estoy seguro que mi Germancho se hubiera aburrido (estuve siete horas parado, ¿cómo michi aguante?).
A mi esposa siempre le ha gustado mi música, en gran parte por sus primos (Carlos, Lalo y Gino) que ya tenían CDs allá por el año 86; y ella estaba a mi lado. Mi hijo desde que estuvo en la barriga de su mamá, ha escuchado estos grupos. Se imaginan la felicidad de tenerlo a mi lado, cantando, saltando (muy discretamente claro, inversamente proporcional a mi baile. ¡Carajo, era PSB, cómo no voy a estar hecho una loca!).

Tercero: tocan una de las canciones mas hermosas que hay: "You are always on mi mind" de Elvis Presley. Cada párrafo de esa canción me recuerda algo y no necesariamente me llena de alegria sino que me hace reflexionar, y mucho.

"If I make you feel second best; girl, I am so sorry I was blind. You are always on mi mind"
"Tell me that your sweet love hasn't die. Give me one more chance to keep you satisfied"

Recién este año me he dado cuenta de que no basta tenerlo en mente y estar seguro de ello, si no demostrarlo y además, darle su verdadero lugar, el lugar que merece y que siempre debió tener. Nunca es tarde para darse cuenta de esto y tener una oportunidad más para cambiar y hacer las cosas mejor.

Cuarto: la música significa mucho para mí. Cuando era chiquillo, compré en el mercado un pianito y lo conectaba a una radiola vieja que creo que había sido de mi papá. Hacía que sonara fuertísimo y ahi saqué las notas de algunas canciones de Depeche Mode. Pensar en tener un teclado CASIO era un sueño para mí, asi que me conformaba con ir a Hiraoka a tocar durante horas los que ahí hasta ahora exhiben (y siempre sigue ahí el mismo tío). Cuando a fines del 87 el doctor dijo que sólo un corsé de Milwaukee (una estructura de fierros de la cintura al cuello) me enderezaría, mis papás me compraron -estoy seguro que con mucho esfuerzo- un tecladito CASIO en Tacna. Muchas veces con mi compadre formamos grupos. No teníamos batería, por ahi una guitarra acústica de mi pata Ricardo (un virtuoso debo mencionar) y mi teclado, la que mi mamá le hizo un maletín debidamente reforzado (parecía un edredón negro! jajaja).

Como olvidar las tardes, que se prologaban hasta la noche, en la casa de Naysha (mi queridísima Nair Trejo) grabando de cassette a cassette. Y es que nadie tenía doble-cassetera, sólo ella. Entonces esto hacíamos: Entonces con Micky y Lion (nunca mi compadre Kike por que tenía gustos recontra raros) grababamos un cassette de audio en Los Pinos (un pasaje en Miraflores) y le sacabamos las respectivas copias. De verdad que éramos recontra misios y a las justas nos daba para un cassette. Gracias Naysha por la paciencia que siempre nos tuviste, porque a veces nos quedabamos hasta 6 horas corridas en tu jato.

¡¡¡ Los tonos !!!! Llevabamos nuestros cassettes para pedir al DJ de turno que de rato en rato nos ponga una de nuestras canciones, aunque en esa época la radio pasaba harta música de mis grupos favoritos. Esos tonos de primavera en el cole. Un recuerdo clarísimo: mi cuñado Felipe Lam y su baile alucinante, sobretodo en Master and Servant.

Van como 4 veces que escucho "Always on mi mind" del DVD en concierto que le compre al patín de Polvos (Azules porseaca, por que con Rosados no pasa nada). Claro, no es el concierto en Lima sino en Londres, pero todo es igual. La puesta en escena, la voz increíble de Tennant (el cantante, que es igualito el cura o pseudo-cura que nos botó del colegio).

Se me paran los pelos (hasta de la cabeza) al escuchar esa canción y recordar a mis patas y nuestros cassettes, mi tecladito CASIO y mi cuerpo (como le decían mis patas al corsete ese que gracias a Dios, al consejo de mis viejos y a mi personalidad usé y me enderezó la columna), los tonos del cole, la grabadera de los cassettes en la casa de Naysha (gracias de nuevo Nairsita, eras y eres un ángel), la montaña de CDs (el cielo para mí) que tenían los primos de mi china.
Pero sobretodo, esta canción, me hace reflexionar que nunca debemos dejar a quienes amamos en segundo plano, aún cuando pensamos que no les afecta. Y también que no es tarde para comenzar de nuevo y tener una oportunidad de mejorar.

martes, 13 de abril de 2010

El Regreso de los Partidos...Y del Chifa

Después de cuatro meses hemos vuelto ayer a reunirnos para jugar un partido de fulbito (decir fútbol sería pecar de pretenciosos). El lugar fue el mismo: nuestro colegio. Los participantes también en su mayoría los mismos, con tres invitados: dos amigos de Koki Arnao, y una amiga de Willy García.


Sí, lo leyeron bien. Una invitada, una amiga de Willy. Su nombre es Patricia, pero le dicen Trisha, por Patrisha (asi se pronuncia Patricia en inglés). Tiene 20 años, es alta y espigada, jugó muy bien y tiene un físico mejor que todos nosotros treintones juntos. Físico de resistencia física por sea caso, aunque de parecido físico también estaba muy simpática.


Temía que sea, como dice mi compadre, debut y despedida. Sin embargo, el partido estuvo muy bueno. Comenzamos como siempre pasada las ocho y treinta y terminamos casi dos horas después. No hemos estado tan precisos como siempre (aunque Edu Field no falló casi ninguna) pero tampoco fue un desastre. Con seguridad, si mantenemos una regularidad entonces llegaremos a estar como en nuestros mejores momentos.

La noche de fútbol (o fulbito) no podía estar completa de no ser por su respectivo chifita en Aviación. Y es que celebrábamos no sólo el regreso a las canchas sino también el cumpleaños de nuestro queridísimo Toño Baraibar. Gloria del fulbito santarrosino. Idolo de ídolos. El mejor jugador de nuestra promoción y que no formaba parte de la "argolla" que siempre existió. Él siempre tuvo la grandeza de jugar con los pequeños, con los malos, es decir, con nosotros. De ahí nace el "Equipo Romántico". De veras, se me pasó escribir una entrada acerca de la "Parrillada Romántica".

Espero que la hayas pasado excelente Toño. Te lo mereces y que vengan muchísimos años más.

lunes, 12 de abril de 2010

El retorno

Una persona muy sabia me dijo: Ante un evento, no viene directamente el sentimiento. Le antecede el pensamiento, y termina en acciones. Ejemplo: Te equivocaste terriblemente en el trabajo (en peruano: la cagaste). Entonces te sientes recontra mal por ello y comienzas a estresarte, se te afloja el estómago, no quieres comer, o comes demasiado.

Lo ideal, me decía esta persona, es ante el hecho (la cagaste) viene el pensamiento. Si piensas: "LA FREGUÉ, AHORA ME QUEDO SIN CHAMBA" entonces ese pensamiento, tan negativo, traerá consigo sentimientos que te agobiarán y que se manifestarán físicamente en ti y en los que te rodean.

Pero, si piensas: "SÍ, LA FREGUÉ, PERO NUNCA MÁS COMETERÉ EL MISMO ERROR" entonces de inmediato te sentirás aliviado y hasta feliz, de haber fallado, pero con la firme promesa de no fallar nuevamente en lo mismo. Ese pensamiento positivo, que ya te reconfortó, dará pasos a hechos concretos: trabajarás con más ganas, llegarás a casa a abrazar a tu pareja, a tus hijos y/o padres. Te bañarás con más ganas (o simplemente te bañaras si eres medio resina) y comerás más rico (o comerás una ensaladita si lo tuyo es la dieta).

Generalmente, y sin saberlo, ponía yo esto en práctica y recuerdo que por ahí hay una entrada en mi blog al respecto, pero nunca supe -de manera científica si quieres llamarlo- cómo es que se daba todo este proceso. Ahora, debido a algunos problemillas que hubieron a mi alrededor, no pude yo sólo pensar positivamente. Simplemente pensaba que en cualquier momento volverían a pasar. Y sólo Dios sabe si pasarán, pero uno no puede estar pendiente de lo que va a ocurrir el minuto siguiente.

Recuerdo que esta gran persona me dijo: "Acaso crees que por que no comes con ganas, o por que no saboreas tu chifita -que tanto te gusta- el problema que tienes o que te tiene así, va a mejorar? ¿se va a solucinar?. Además ya sabes por que ocurrió y cómo afrontarlo." Ante eso le pregunte: "Entonces, ¿Debo decirle a una persona que llora por que perdió algo, que no lo hago por que ello no le ayudará a recuperarlo?". Me contestó: "Entiendo lo que me dices. Para toda perdida, sea del tipo que sea, existe un periodo de duelo. Luego, se debe recordar el hecho sin dolor, sino en paz, recordando los buenos momentos vividos."

Hay que vivir el presente. El pasado ya pasó y el futuro aún no llega, asi que vivamos cada minuto. No sabía como retomar estos blogs, y bueno, se me ocurrió contar esto que me pasó, y la fortuna que tuve de que el destino puso a esta persona, tan buena, tan sabia, en mi ruta a mi trabajo. Una hora y media con ella me ayudan desde aquel día a vivir cada minuto, cada día, de manera más tranquila. Sin tanto estrés.

martes, 6 de abril de 2010

Una manana con mis papás

Como siempre me levanto temprano, sea fin de semana o no, decidí ir a ver a mis papás. Antes de irme pedí que por favor cocinaran Pollo Saltado para el almuerzo. Además había postergado durante meses la repación de las luces de mi adorado Celica, y el taller esta bastante cerca de la casa de mis papás. En la cuadra canina para ser exactos (entre la casa de Kike y de Eduardo para quienes los conocen) y lleva ese nombre porque al haber varios talleres, abundaban los perros. Mínimo dos por taller, y como no tienen ley para reproducirse: hermano-hermana; papa-hija; etc etc etc. (me refiero a las canes por seacaso).

Mi viejo me esperaba para desayunar y cuando llegué le pregunté si iríamos a algún restaurant o en casa, y me dijo "afuera hijo, porque acá no hay nada". En lo que estabamos por subir al carro, sale mi mamá por el balcón de su cuarto (ese mismo balcón desde donde una vez mi hizo entrar a punta de gritos una madrugada que quería seguirla con mi pata Jota) y pregunta a dónde vamos. "A desayunar." "¿Y por qué no me invitan?" preguntó. Puchamare, para barajarla le dije "Pero si te he estado silbando."

Le dije a mi papá que mejor el vaya en la parte de atrás de mi carro, del Celica, ya que es el carro más incómodo del mundo como todo dos puertas, deportivo. Y él aceptó. Mi mamá entró de co-pilota y se fue de poto por que calculó que el asiento estaba más arriba, como en cualquier otro carro. Casi se va de lado pero logró equilibrarse (y eso que esta medio gordita, sólo un poquito)

Asi que fuimos a un restaurantcito de sánguches de todo tipo en la Jose Leal, muy modesto el lugar, pero estuvo rico. Mi mamá para variar pidió su pan con chicharron, y mi papá y yo pedimos pan con huevo. El lugar de los más humilde como les comenté, pero la chiquilla que atendía nos pregunta: "El huevo, ¿Cómo lo quieren? ¿A la inglesa?". Mi papá se quedó un poco desconcertado. Entonces le explique que a la inglesa es asi, medio crudo (me imagino, porque asi se le llama a la carne medio cruda, ¿cierto?. Acompanamos (no tengo la bendita enie) los sánguches con su respectivo cafe con leche, o mejor dicho leche con cafe (mi taza tenia un poquito de nata).

Después regresamos a la casa, mi mamá bajó y nosotros fuimos en dirección al taller eléctrico de Don Ricardo y Efraín. El primero padre del segundo. Dejamos el carro y nos regresamos a pie. Unas ocho cuadras. Me sentí sumamente feliz de estar con mi papá conversando. Hacía mucho tiempo que no caminabamos ya que sólo me reportaba por teléfono. Yo vivo con mis suegros y la verdad es que muchas veces es más mi pereza que ir a visitar a mis papás y hermanos a Lince.

Que bien que haya ido. En el camino de regreso me contó algunas anécdotas que ya las sabía pero que las volví a escuchar, y no por la típica razón del hijo que deja al papá que le cuente mil veces lo mismo, sino que -a parte de ser interesantes y divertidas- no las recordaba muy bien. Y en esas caminatas me he dado cuenta de algo que me hace muy feliz y me hace sentir aún más ligado a mi papá y es que de rato en rato, cuando algo llama su atención (por ejemplo un Toyota Corona del 83 que estaba estacionado en una casa) el pará, me toma suavemente de brazo y me hace el comentario: "¡Mira hijito, que tal Toyotaza!. Asi esta mi marrón en Moyobamba". Y aunque para ser sincero el marrón no está tan bueno como ese que vimos hoy, le doy la razón.

Ya en la casa me pide que le ayude a reparar un techo de maderas que hizo para que crezca el tumbo de mi mamá. Tuvo es una planta de esas trepadoras que da un fruto parecido a la papaya, pero de exterior verde e interior blanco. Es riquísimo. Mi papá ya no quiere ese techo pero mi mama sí. Traté de convencerla de ya sacar todo ese techito pero no dio su brazo a torcer y bueno comenzó la típica discusión de ellos, en donde ninguno cede. Pero bueno, es su tema y aunque a veces me incomoda, sé que es asi como ellos "conversan" y yo no puedo además meterme en "lio de parejas".

Mi mamá esta linda. Esta con el pelo recién pintado y ha retomado a full su natación. Veo que se esta vistiendo muy bien y hoy estuvo muy sonriente. Ah! me ha pedido un ventilador, y es que super calurosa. Vamos a ver si le compro uno en Hiraoka (Jiraoka, como ella pronuncia haciendo caso omiso a la regla de que la H es muda).

Doy una llamadita a casa y pienso que voy a cerrar con broche de oro mi manana almorzando mi pollito saltado (mis papás iban a un almuerzo) cuando me dan la terrible noticia. "No, no hemos preparado pollo saltado" -nunca pido un potaje en especial, y este lo pedia despues de muchisimos meses. "Pero hay arroz, puré y bisteck". Díganme, ¿Qué gracia tiene un arroz blanco -a pesar que me encanta, lo como directo de la olla- un puré de caja y una lonja de carne frita?. Bueno, no me hice paltas y anuncié que comería en la calle.

Camino al taller vi que en otro restaurancito -no tan modesto como el primero- ofrecían en su menú el riquisimo pollo saltado. Entre y lo pedí. Antes me trajeron unos tequenos de entrada, pero estaban en nada. No feos, pero sin sabor. Y más o menos lo mismo paso con el pollito saltado. Pero que se le hace pues, nada es perfecto.

Igual estoy muy contento de haber estado con mis papás. Nunca se los he dicho con estas palabras pero sé que lo saben: "Los amo con todo mi corazón."