martes, 8 de diciembre de 2009

Una Flor

Un tipo muy adinerado se había enamorado perdídamente de la joven que trabajaba en su casa. Ella no le hacia caso, y él ya no sabía qué hacer. Hasta que un día, después de tanto decirle "Pídeme lo que quieras, lo que sea, te lo daré". Ella le dice "Ya pues joven, quiero una Flor".
El quedó maravillado y aún más enamorado. Esa jovencita podía haberle pedido cualquier cosa, y él, lo hubiera conseguido, pero "Que increíble!"dijo. "Puedes pedirme lo que quieras, y sin embargo, eres sencilla y grande a la vez y me pides solo una Flor".
"Sí joven." dijo ella, y continuó "Una Flord Explorer nuevita, nuevita".

Ta bueno, ¿O no?.

Fina cortesia de Charito Chipoco...De lo bueno, poco (Pero a cada rato).

1 comentario: