martes, 8 de diciembre de 2009

El Tono Chains

Viendo con muchísima nostalgía tantas fotos del cole en el facebook, no puedo dejar de recordar el famoso Tono Chains. Y es que si algo célebre ocurrió en nuestra época escolar, es ese tonazo. Asi que, a mis compañeros del Maryknoll, hombres y mujeres del Perú, les pido que contribuyan con este post.

El lugar: la casa de MT. en la Avenida Canadá. Una casa grande, con un jardín exterior e interior, una sala grande y una cocina amplia (entraré en detalle a esta parte de la casa más adelante).
El día: fines de Diciembre del 90, después de la Graduación, a la cual no fui porque estaba castigado. Un par de semanas antes me habían "retirado" del colegio por un incidente menor. Además sería un espectador más, como lo fueron mis compañeros que también fueron "invitados" al retiro. Fe de ello, son las fotos que estan circulando por el facebook.

Bueno pues. Yo me moría por ir a ese tono, y es que ya desde tercero, siempre teníamos o reuniones o tonos de la promo. Gracias a los retiros de 3ro y 4to de media como que hubo más unión ("¿Qué pasa con mi promo?" -Braulito al ver que la gente no se abría en la primera noche del retiro. "Faaannnny te quieeeeero". "Yoooo tammmmbién Ceciiiiiiilia" - desgarrador diálogo entre dos amigas en uno de los momentos cumbres del mismo retiro).

El asunto es que estaba castigado. Y fue el peor castigo que mi papá me pudo dar: quitarme la palabra. Entonces todo el día estuve ayudándole a construir un cuarto en la azotea donde mi hermano y yo dormiríamos. A eso de las cinco de la tarde le pregunté si podía ir a una fiesta. Le juré que regresaría a las 12am. Y mi papá, lo máximo, aceptó.

Para esto ya había lavado el día anterior mi jean. Con la tabla esa que se ponía debajo de las piernas, y dándole con la escobilla con fuerza por encima de la rodilla de tal manera que esa zona quedaba blancota!!!. Hasta ahora, el olor a detergente trae muchísimos recuerdos de los previos a un tono o una reunión. Es más, tengo a mi lado una taza repleta de Ace Bebé.

A eso de las... no me acuerdo bien realmente, pero llegó el Chino Tsui. Me freí un huevito y lo comí con arroz. Creo que el chino no quiso. Y partimos hacia la casa de Martín. Ni bien llegué, el flaco Heraldo, me dio de beber de una botella parecida a la de Mi Bella Genio, solo que en su interior había un trago recontra fuertazo. De ahi, con Marcel Navarro, Marquito Velezmoro y me imagino que mi compadre y Micky, fuimos a la vuelta de la casa a tomar una chata de ron (fina cortesía de Marcial).

De ahi, siguieron cantidades y cantidades y cantidades de cerveza. Llegó un momento en que ya. Borré cassette. No me acuerdo más que flashes. Caras que se acercaban a la mía y me preguntaban cómo estaba, o me decián como estaba (osea, disculpen, hasta la huevas!!). En esos flashes recuerdo haber ido a la cocina.
Ahi, estaba la mamá de Martín y amigos y amigas de la promo (si alguien lee esto y estaba en la cocina, porfavor, MENSAJE PRIVADO, privado eh! para contarme más detalles) al rededor de la mesa conversando. La señora estaba licuando la salsa huancaína (queso, galleta, aceite, que más???) y las papas ya estaban servidas.

AVISO IMPORTANTÍSIMO: SI ERES TAN SOLO UN POQUITO ASQUIENTO O ASQUIENTA NO SEGUIR LEYENDO. ESTAS ADVERTIDO (A).

Continuará....

1 comentario: