viernes, 4 de septiembre de 2009

El eterno problema de olvidar un cumpleaños

Hay que tener muchísimo cuidado de no olvidar el cumpleaños de una amiga o familiar muy querida. Puede ser catastrófico, pero ¿debería ser lo mismo en el caso de un amigo o familiar (masculino)?

Si alguien deliberadamente no se acuerda del cumple de su pata, y por lo tanto no lo saluda, entonces eso sí que esta mal. Peor aún, si llegas a una reunión en donde el cumplido no está, y la gente que está ahí NO te avisa del onomástico de tu pata, entonces eso es PÉSIMO.

No se puede calificar a una persona de desconsiderada por no acordarse el cumpleaños de otro (entre patas). Si te es tan importante que te saluden, entonces recuérdaselo, dile "Oye huevón, hoy es mi cumple, dame mi abrazo". Más aún si sabes que esa persona que se ha olvidado de saludarte, es tu pata, y te quiere mucho.

Pero bueno, cada persona tiene su carácter y se debe respetar. Pero también cada persona tiene su opinión, y yo tengo la mía. Así que a todos mis amigos que tanto quiero y que saben que pueden contar conmigo para lo que sea, les pido, de antemano, MIL PERDONES si no les he saludado en su cumple, o si se me pasará saludarles.

Si el día de hoy, algún amigo muy cercano se olvida de mi cumpleaños (hoy cumplo 35), JAMÁS se me ocurrirá pensar: "este huevón sabe que es mi cumple, pasa por mi lado, viene a mi trabajo, y no me saluda". Pensaré -y le diré si lo veo- "Huevas, es mi cumpleaños, ¿Dónde esta mi chifita?".

3 comentarios: