sábado, 9 de mayo de 2009

Del Cole: El concurso de inglés PARTE 2

Ya en 4to de media, en el año 1989, recuerdo algunos grupos de mi salón: Uno conformado únicamente por chicas. Si bien la megabanda del año pasado del A dio mucho que hablar, este grupo femenino, predecesor de las Spice Girls británicas, no tenía nada que envidiarles.
Según me cuenta una de las integrantes, incluso grabaron la pista musical en un estudio musical profesional gracias a las gestiones de otra de las integrantes.

No sólo eso, crearon para esa canción una letra muy profunda e idearon una demandante coreografía (me refiero demandante en lo físico ya que incluía unas cuantas aspas de molino de parte -no recuerdo bien si- de todas o de sólo una de ellas). Tuvimos que arrimar las carpetas (estas ya no eran pseudo-baterias como la usada por Peter Huamaní en 3ro de media -ver gráfico recientemente puesto en el post anterior) para ampliar el escenario. Aún asi, me parece que quedó corto el espacio para el último molinazo de nuestra querida Claudita Tamayo.

Recuerdo el nombre: Las FLECC, por la inicial del nombre de cada una de ellas. Fabiola, hoy en EEUU; Lucía, por ahi me han dicho que anda por acá, por Perú; Ericka, siempre en contacto con nosotros, en Europa; Claudia, Claudita Tamayo, también la vemos de ves en cuando -igual de despampanante- y por acá en Lima; y la mejor dentista del mundo, Cami Cabieses (¡Cami, mis muelas del juicio !!!!!!). También en Lima aunque creo que va a viajar.

Bueno, ellas eran la competencia más fuerte que tenía mi grupo, el cual estaba conformado por Nair Trejo, mi queridísima amiga, en la voz. Ricardo Barta, un genio de la guitarra (realmente, un genio). Kike Mendoza en el bajo y yo en los teclados. Tocabamos Electricity de OMD y también habíamos ensayado Barbara Ann de los Beach Boys.
Nunca nos pusimos de acuerdo en quién debería terminar la canción, ya que siempre Ricardo hacia un punteo de guitarra a la espera del Ta...Ta...TAN! final. Nair emitía unas notas altísimas, como queriendo cerrar también la canción. Creo que al final, el gordo terminaba el tema ya que Naysha no tenía tanto aire como para mantener las notas altas por cinco minutos más.

Sin embargo, el grupo que llamo más nuestra atención fue uno realmente variopinto, ecléctico para ser más exacto (ecléctico: Que mezcla muchos estilos o texturas para crear algo nuevo, distinto, vanguardista, no necesariamente bello ante el común apreciar). Lo integraban: Miguel Barraza, un super pata, un caballero, genio de las computadoras. Uy caraj.., no es Miguel (ese es el cómico) sino Luis Miguel Barraza. "Barrazita" para los amigos. Manuel Corrales, al igual que Luis Miguel, un gran tipo, muy estudioso y dedicado, con un finísimo sentido del humor -y lo digo en serio- además de Carlitos Diaz y Heraldo Falconi. Dos personajes definitivamente. Vivían en su mundo, difícilmente de etiquetar.

Barrazita en Trompeta. Corralitos en Trombón. Carlos Diaz en los Platillos. Todos miembros e instrumentos de la banda. Y el flaco Heraldo, de rato en rato, en la Bateria, dándole al Crash. Digo de rato en rato, por que se sentó frente a la batería que usaría mi grupo después. En realidad pseudo-batería, ya que el soporte de los platillos eran estos fierros delgados de construcción que se usan: o para poner masetas chicas con plantitas, o como cagadero -disculpen la palabra pero es la apropiada- de loro. En particular de los loritos chiquitos o "piwichos". Yo tenía uno, murió engarrotado de frio acá en Lima, habiendo sido su anterior hogar la primaveral Trujillo. Tan engarrotado, que sus patitas se aferraron al fierro éste y terminó dando giros el pobre piwicho, cual si fuera un péndulo. Se llamaba Paquito, pero esa es otra historia.

La canción de este grupo era "Y rasguña las piedras" del grupo argentino Sui Generis. Después de cada "Y rasguña las piedras..." que cantaba el grupo, le seguia un toque de Trompeta (turrrr!), uno de Trombón (tronnnn!), uno de platillos (Tisssss!) y un crash (ese platillo que suena fuerte en una batería) del flaco Heraldo. Como dije, ecléctico (esta palabrita me la ha pasado Micky Avilés), vanguardista. Nosotros no estabamos preparados -y aún no lo estamos en realidad- para digerir ese tipo de música, esa puesta en escena. Me parece que la miss Denisse -un personaje también- les puso buena nota.

Al final ganó mi grupo y tocamos en el auditorio. Naysha (mi queridísima Nair) no cabía en si. Estaba feliz. Voy a llamarla para que me dé más detalles de esa presentación. La verdad que ya son casi veinte años de todos estos eventos y necesito ayuda de los involucrados.

De pasadita, feliz día a todas las mamás que leen este blogsito.

Saludos.

3 comentarios:

  1. A.P.R.I.M: ANARCOS, PANCRACIOS, REBELDES I METALEROS.

    ResponderEliminar
  2. bueno aqui con la "i" latina pero en la definiciion es con la griega.....

    G. Negrini

    ResponderEliminar