martes, 14 de abril de 2009

Los malos: de argollas, pichangas y chifa

Ya van muchísimos años. Talvez unos veinte o más. Sucede que no teníamos oportunidad de jugar en el colegio porque -aparte de ser malos- existía una "argolla". Sólo los mejores jugaban y al menos estabamos -los malos- muy bien representados por nuestro gran amigo Toño (que no fue, no es, ni será malo, aunque alguna vez le dijeron "ídolo de barro").
Poseedor de una cintura envidiable -en el más estricto sentido futbolístico de la frase- Toño la rompía en la canchita de fulbito, si podríamos llamar así a esos 60 mts2 de cemento sin siquiera tartajear y en donde en más de un centenar de ocasiones muchos alumnos y alumnas rasparon sus rodillas casi hasta ver el hueso.
Pero bueno, entonces los malos (y Toño, que no es malo) nos pusimos a jugar en el parque Castilla todos los viernes saliendo de clases. Seríamos entre díez a doce patas, contando a Jacko Vega quien en su afán de vestirse de corto remangaba su pantalón de colegio, color plomo rata, hasta arriba de las rodillas.
Estos partidos llegaron a ser tan populares que a veces armabamos equipos de 10/10 o 12/12. Ya no eramos sólo los malos jugando sino también los buenos, y estoy seguro que esto contribuyó a esa unión que hasta ahora mantenemos, malos y buenos!
El día y la cancha han cambiado (ya no es viernes, ahora es lunes; ya no es el Parque Castillo, sino el mismísimo colegio. La cancha ha mejorado debo reconocer). Pero la confraternidad y la amistad siguen y aún más fuerte. Con decir que a muchos de los casados que ayer estuvieron hasta pasada la medianoche en el chifita (para celebrar al del grupo de los malos, pero que siempre fue, es y será bueno: el gran Toño) les debe haber caído su buen golpe. Golpe que con gusto han recibido, y no por haber estado de juerga sino entre patas, a casi 20 años de haber terminado el colegio.

2 comentarios:

  1. Nadie se acuerda de mis voladas en el cemento del Santa Rosa o en el arenal del Castilla ... saludos promo XXIX

    ResponderEliminar
  2. Rubens, si eres tú, cómo no acordarme de ti! Eres un super pata, y eso te lo hemos dicho siempre. Siempre estás presente, y además has sido siempre (aunque tú a veces no querias) el Gran Arquero de los malos y debiste también serlo de los buenos!!!!.
    Aunque también como mediocampo, eras letal aunque siempre de toque fino.
    Un abrazo chochera!

    ResponderEliminar