viernes, 17 de abril de 2009

Aun sin titulo - Parte 1

Cuando le comenté a una amiga que el viaje de mi promo fue a Lunahuana, simplemente se mató de risa. Le dije que inicialmente el destino era Cuzco, pero que por motivo del paquetazo del año 90 (¿se acuerdan de Hurtado Miller diciendo “Que Dios nos proteja”?) se tuvo que bajar a un destino más económico.

Aún con ese destino mucho más económico (aunque, ¿se podría decir que algo era barato en esa época?) había algunos miembros de la promoción que no podían constearse el paseo (para no llamarlo viaje de promoción).

Fue entonces que a un par de amigos (Ismael y Gonzalo), de la otra sección (en mi cole, todos los años tenían dos secciones: A y B. Yo siempre estuve en el B) se les ocurrió realizar una "incursión" al colegio pro-fondos paseo de promoción de los menos favorecidos.

No sé en qué momento este par de altruistas (Altruista: adj. y com. Que se comporta con altruismo o le mueve el afán de procurar el bien ajeno sin esperar nada a cambio) decidieron reclutar a Beto y a "Larra" (sorry Koki, pero en esa época asi se te conocía).

Larra, según dicen, era el encargado de diseñar la estrategía, con ayuda de un "amigo" que tenía cierta experiencia en ello. Ismael se encargaría de la logística (como después lo demostro llevando unas 100 llaves -y no exagero- y un martillo). Gonzalo me imagino sería uno de los líderes y Roberto creo que de puro pata nada más integraba el grupo.

Ahora esta muy de moda incluir todos los segmentos en una agrupación. Es decir, en un grupo de trabajo tener a cada uno de una área, o en una campaña política, tener al latino, al asiático, al negro y al gringo. Bueno, talvez como antecesores de esta tendencia, Ismael y el Gonzalo decidieron incluirme con la única función de "campana" (quedarme en la entrada y avisar de la llegada de alguien que no necesariamente este de acuerdo con nuestro plan: un profesor por ejemplo).

Continuará....

No hay comentarios:

Publicar un comentario